Skip to content

El imán de Lérida

15 febrero, 2010

Abdelwhab Houzi  Leo en el Periódico que el líder religioso Abdelwhab Houzi (derecha), el imán que en 2005 se negó a ser entrevistado por una periodista porque “iba maquillada”, ha recibido el apoyo de sus seguidores. En este caso, se trata de que Àngel Colom, responsable de inmigración de Convergència Democrática de Catalunya, ha pedido su deportación por “discursos radicales”. Housein Kuiten, su segundo en la mezquita, que habla porque Houzi está “de viaje por el extranjero”, dice que “los medios siempre envían una mujer para provocarles” (¡!) y que “aquí hay un Estado, un presidente que se llama José Luis Rodríguez Zapatero y una Constitución que no dice que negarse a dar la mano sea un delito”. Esa mención a Zapatero para fundamentar su negativa a dar la mano a las mujeres, es ¿contradictoria? con la descripción que hace el propio Zapatero de sí mismo, como alguien “feminista”. La Constitución además, prohíbe toda discriminación basada en el sexo en el artículo 14 como contraria a la igualdad entre los individuos.

Pero más allá del apoyo de sus seguidores o de su mujer, la catalana conversa al islam, Amina, antes Susana Gatius (“quienes critican a mi marido son unos ignorantes porque él hace lo que dice el Corán”), resulta hasta divertido leer esta frase de Kuiten:

«El imán no es autoritario, te dice cómo tienes que comportarte. Es el Corán».

¿Hasta en que no se puede dar la mano a las mujeres?

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 15 febrero, 2010 12:35 pm

    El problema es que sujetos como éste, esencia de lo que es el islamismo quintacolumnista que padecemos en España, ha sido (y es) apoyado por esa extrema izquierda que anida tanto dentro del PSOE como de su entorno,profundamente antisemita, anticatólico, que mima y protege todo lo referente a lo musulmán como parte de esa estupidez de la Alianza de Civilizaciones, y parte como ariete contra lo católico y la Iglesia.

    Comentario dejado por Natalia.

    • barnablues permalink
      15 febrero, 2010 1:20 pm

      ¡Amén!

  2. barnablues permalink
    15 febrero, 2010 1:18 pm

    Por fin un blog con sentido común. Aún así, la ironía que presentaba Calderón (desde mi punto de vista) era tal que los pendejos que ahora nos hacen la vida imposible resulta que tan sólo están ejerciendo su papel dentro de la función.

    • 15 febrero, 2010 1:59 pm

      Hola, barnablues. Je, je, totalmente cierto. En otra de sus obras, La vida es sueño Segismundo decía “la vida es sueño y los sueños sueños son“. Yo creo que más bien estaríamos ante una tragicomedia que deviene a veces en pesadilla muy profunda además. En estos casos, tenemos a mucha parte de la población que sabe lo que ocurre pero que pretende estar dormida, de forma semejante al cuento de El Traje del Emperador, en el que todos simulan no ver que el Emperador va desnudo. En el cuento sólo el niño señala lo obvio, mientras los demás, para no meterse en líos y/o proteger sus intereses, aplauden. Parece imbécil, pero esta es una actitud que cada vez veo en más asuntos.

      Gracias por el comentarios.

      • barnablues permalink
        19 febrero, 2010 9:42 pm

        Siempre he tenido un parecer incomodo acerca de esta forma de pensar. No que critique, sino que lo veo desde otro punto de vista.
        Cierto es que todos callan cuando ven al emperador desnudo, pero lo que noto es que los que así lo ven, están “mirando” sin “hacer” nada. Los demás (los ausentes) están trabajando o atendiendo a otras responsabilidades.
        Hoy veo algo similar. Los que apoyan la desnudez del emperador son los que de su bicoca viven. Los demás estamos pencando (incluso si estamos en el paro!) tratando de atender a nuestras responsabilidades. No queda tanto tiempo, ni la energía necesaria, como para enfrentarse a las realidades de la desnudez. Algo trágico, pero parece ser que las cosas andan por ahí. Eso explicaría la perpetuidad del estatus quo.

  3. 20 febrero, 2010 3:49 pm

    Hola barnablues.

    No queda tanto tiempo, ni la energía necesaria, como para enfrentarse a las realidades de la desnudez.

    Yo añadiría otros dos grupos: los de aquellos que siguen sin verlo, sin que vivan de su bicoca y que si dices algo así enseguida te llaman xenófobo y racista (lo que no quiere decir que no haya de éstos, que haberlos, haylos) y los que simplemente no hacen nada porque les parece que no es “guay” que también los hay.
    Es una cuestión complicada porque ¿qué es lo que se debe “hacer“? Yo no lo tengo claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: